Como centro especializado en lentes de contacto progresivas en Madrid queremos dedicar este nuevo post del blog a repasar los tipos de lentillas que el cliente tiene a su disposición. En concreto, según su patrón de reemplazo. 

En este sentido, distinguimos entre: lentillas diarias (desechables o de usar y tirar), lentillas quincenales, lentillas mensuales y lentillas de uso prolongado. Vamos a ver una a una sus características y el tipo de usuario para el que son más recomendables cada una de ellas.

Lentillas diarias

También llamadas lentillas desechables o lentillas de usar y tirar. Como su propio nombre indica, son lentes de contacto que se estrenan cada mañana y que se tiran antes de irnos a la cama. La gran ventaja de esta opción de lentes de contacto es que no requieren que las sumerjamos todos los días en el líquido de lentillas. Lo que sí se puede usar son lágrimas artificiales si se sufre sequedad ocular. Las lentillas desechables de usar y tirar están especialmente indicadas en estos casos:

  • Si se sufre alguna alergia en los ojos. Al usarse solo durante un día, hay menos margen de tiempo para que la suciedad y los alérgenos se acumulen en la superficie de las lentillas y causen incomodidad y una reacción alérgica.
  • Personas olvidadizas o con una rutina diaria irregular. Es decir, que no puedan estar atadas a las rutinas de limpieza y cuidado de las lentillas.
  • Usuarios ocasionales, por ejemplo, que solo las usen para hacer deporte.

Lentillas quincenales

Las lentillas quincenales se pueden usar durante 14 días consecutivos antes de reemplazarlas por unas nuevas. Serían un punto intermedio entre las lentillas diarias y las mensuales.

A diferencia de las de uso diario, las lentes de contacto blandas quincenales precisan de un mantenimiento cada noche con líquido de lentillas que sea compatible. No te preocupes porque la mayoría de soluciones multiuso que tenemos enÓptica Rola sirven para limpiar las lentillas blandas. Eso sí, si usas lentillas de hidrogel de silicona, cerciórate aún más de que el líquido sea el indicado. Las lentes de contacto quincenales son ideales para:

  • Usuarios primerizos, como primera toma de contacto con las lentes de contacto.
  • Para personas con sequedad ocular que sufran con las lentillas mensuales pero busquen un modelo más asequible que las diarias.

Lentillas mensuales

Aunque las diarias tienen cada vez más demanda por una cuestión de comodidad, las lentillas mensuales son aún hoy la elección más común entre los españoles. Al igual que pasa con las quincenales, las lentillas mensuales requieren de limpieza y mantenimiento diarios. Se pueden usar hasta 30 días consecutivos antes de ser reemplazadas. Por lo tanto, son perfectas para:

  • Personas que utilizan lentes de contacto a diario y a los que no les guste o resulte poco práctico llevar gafas, por ejemplo por la naturaleza de su trabajo.
  • Los que busquen una solución más asequible, ya que son algo más económicas que las lentillas diarias.

Lentillas de uso prolongado

Estas, además de un uso normal durante el día, también nos permiten un uso nocturno ininterrumpido. Es decir, podemos llevarlas puestas día y noche sin quitarlas durante un periodo concreto de tiempo, por lo general, de hasta 30 días seguidos.

Están fabricadas con hidrogel de silicona, material que permite el paso de hasta 5 más veces oxígeno a la superficie del ojo. De todos modos, sólo puedes dejarlas puestas por la noche si te lo ha recomendado un especialista antes. Las lentes de contacto de uso prolongado son ideales para:

  • Usuarios con poco tiempo libre.
  • Personas que quieran lentillas que no requieran de un mantenimiento ni de cuidados especiales.
Abrir chat