Son muchas las personas que deben usar gafas o lentillas para poder ver correctamente. Como especialistas en la venta de gafas de sol graduadas en Madrid, vemos cómo nuestros clientes acuden a nosotros con problemas de vista como la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía o la presbicia, que pueden darse de forma aislada, o incluso es posible tener varios a la vez.

Se trata de errores de refracción, que tienen lugar normalmente cuando hay un defecto en la córnea, en la forma del ojo, o debido a un cristalino envejecido, de modo que la luz se enfoca delante o detrás de la retina en lugar de hacerlo directamente en ella. ¿En qué consiste cada uno de estos problemas de visión tan comunes?

Problemas de visión relacionados con la refracción

  • Miopía: si crees que no ves bien de lejos, es posible que padezcas un problema de miopía. Es un trastorno que hace que no puedas ver con claridad los objetos lejanos, que pasan a verse borrosos, mientras los objetos más cercanos se ven perfectamente.
  • Hipermetropía: se podría decir que tiene el efecto contrario a la miopía, puesto que con la hipermetropía no puedes enfocar correctamente los objetos situados a distancias cortas o medias, pero sí las más lejanas. En este caso cada persona experimenta este problema de forma diferente,y puede detectarse más tarde, e incluso llegar a afectar también a la visión de lejos en caso de tener una hipermetropía considerable.
  • Astigmatismo: en este caso la calidad de la visión se pierde tanto de lejos como de cerca. El ojo con astigmatismo no enfoca la luz sobre la retina de forma pareja, y esto hace que la vista se vuelva borrosa o con imágenes alargadas en todas las distancias.
  • Presbicia: con el paso de los años, el cristalino pierde la capacidad de acomodación o elasticidad, y la mayoría de las personas sufren dificultades para ver de cerca con claridad, de modo que aparece la visión borrosa, por ejemplo, al leer.

Todos estos problemas de visión deben ser diagnosticados por un especialista a través de las pruebas correspondientes. Además, cuentan con soluciones como las gafas, las lentes de contacto o la cirugía refractiva. Es muy importante detectar el problema a tiempo y utilizar gafas o lentes de contacto con la graduación necesaria, puesto que, de no ser así, pueden aparecer nuevas patologías.

También hay otros problemas muy comunes como las cataratas, que afectan principalmente a las personas mayores. Estas se producen debido a la opacidad progresiva del cristalino, que impide que la luz pase a través de él. Se trata de una ceguera reversible a día de hoy, puesto que los resultados con cirugía son normalmente positivos.

En Óptica Rola realizamos exámenes completos de salud visual, en los que analizamos graduación optométrica, tensión ocular, fondo de ojo y estudio de la córnea y la lágrima, y adaptamos las gafas y las lentes de contacto a las necesidades concretas de cada caso.

Abrir chat