Seas o no cliente de nuestro centro especializado, entre otras cosas, en lentes de contacto progresivas en Madrid, sabrás que la miopía es uno de los defectos visuales más frecuentes. Se trata de la dificultad de ver nítido de lejos. Aunque, como decimos, se trata de un problema común, son muchos los mitos que siempre han circulado en torno a la miopía. Vamos a repasar los más extendidos para valorar los que son ciertos o no:

1. La miopía se produce al forzar los ojos ante los dispositivos electrónicos.

Es una suposición que requiere un estudio en profundidad. Es cierto que el estar mucho tiempo trabajando a una distancia corta o intermedia, sin hacer tiempos de descanso y mirar a lo lejos, o sin estar con la graduación adecuada a cada distancia de trabajo, puede provocar un incremento de la miopía. No es por estar frente a dispositivos electrónicos, sino por la distancia de trabajo.

2. Las personas que sufren miopía son menos propensas a sufrir vista cansada

Seguro que has escuchado alguna vez que las personas miopes tienen menos posibilidades de padecer vista cansada, algo que no es cierto. En Óptica Rola te recordamos que la presbicia se presenta de igual manera entre personas miopes que entre las que no tienen este problema de salud visual. Pero si es cierto que dicha presbicia aparece en edad más tardía en los miopes. También es cierto que, como un miope se quita las gafas y ve bien de cerca, tardará más en notar los indicios de la vista cansada.

3. Las pantallas de los ordenadores, tabletas y móviles producen miopía

Las pantallas de los dispositivos electrónicos pueden dañar tu visión y, además, producir fatiga visual y sequedad ocular, estos son los síntomas más comunes. Pero también es cierto que si estamos mucho tiempo con ordenadores, tabletas o móviles, sobre todo con estos últimos, sin la graduación adecuada o el descanso adecuado, puede derivar en incremento de la miopía.

4. El uso de cualquier tipo de lentillas evita que aumente la miopía

No todas las lentes de contacto evitan que aumente la miopía, hoy en día hay diferentes diseños de lentillas en diferentes materiales que sí están consiguiendo frenar el aumento de la miopía, pero no consiguen el mismo resultado en todos los pacientes. En Óptica Rola somos expertas en el Control de la Miopía.

5. La miopía es hereditaria

Es cierto, con algunos matices. Está demostrado que el tener padres miopes aumenta el riesgo de miopía, y se multiplica si son los dos progenitores miopes, pero eso no quiere decir que por tener padres miopes sí o sí vas a ser miope, de lo que hablamos es de la posibilidad de desarrollar dicha miopía. Por eso es muy importante revisar la vista a partir de los 4 años de edad para proteger a nuestros niños de los efectos secundarios de la miopía.

6. El embarazo aumenta la miopía y el riesgo de desprendimiento de retina

Aunque durante la gestación el ojo experimenta ciertos cambios, suelen ser alteraciones transitorias que desaparecen tras la lactancia, pero hay veces que ese aumento de miopía no desaparece. Respecto al riesgo de desprendimiento de retina y el embarazo es completamente falso una relación directa. En el caso de miopes altos con retinas ya debilitadas se valorará la cesárea para no provocar en el parto dicho desprendimiento.

7. La gimnasia ocular mejora la vista

Existen terapias visuales con ejercicios visuales para disfunciones acomodativas o binoculares, pero el hecho de que estos ejercicios mejoren ametropías (miopía, hipermetropía, astigmatismo) no es algo que se haya probado de forma científica. 

Abrir chat