Además de ser tu centro de referencia cuando se trata de comprar gafas de sol graduadas en Madrid, lo somos para diagnosticar los principales problemas auditivos que se pueden padecer. Por ejemplo, los acúfenos.

Cuando hablamos de acúfenos o tinnitus nos referimos a un trastorno auditivo que afecta a un 8% de la población mundial. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos un 30% los ha sufrido alguna vez. En España se estima que hay aproximadamente cuatro millones de afectados por este trastorno que condiciona notablemente la calidad de vida de las personas afectadas. En este nuevo post vemos cómo reconocer los síntomas, sus posibles causas y cómo actuar.

El principal síntoma de los acúfenos es la percepción de pitidos o zumbidos en los oídos que lógicamente no proceden de una fuente sonora externa. Se debe a una interpretación incorrecta de los impulsos nerviosos por parte del cerebro.

Otros síntomas asociados al tinnitus pueden ser el dolor de oídos y de cabeza, el vértigo y la sensación de mareo.

En función de la persistencia de estos síntomas diferenciamos entre dos tipos de acúfenos:

  1. Agudos: se manifiestan en períodos breves, no implican pérdida auditiva y desaparecen espontáneamente.
  2. Crónicos: persisten durante más de seis meses. Pueden afectar seriamente a la calidad de vida. Entre las consecuencias: dificultad para conciliar el sueño, incapacidad para concentrarse, irritación, ansiedad o fatiga.

Causas del tinnitus

Lo cierto es que no hay una única causa para los acúfenos. De todos modos, en Óptica Rola te recordamos que uno de los principales factores de riesgo es la exposición prolongada a ruidos de elevada intensidad. También pueden ocasionar el tinnitus:

  • Las infecciones en los oídos.
  • La enfermedad de Ménière.
  • La disminución de riego sanguíneo en el oído.
  • Problemas en las cervicales o mandíbulas.
  • El cerumen compactado en el oído.

Pruebas audiométricas para detectar los acúfenos y otros problemas auditivos

Se pueden acometer una serie de pruebas audiométricas y tests para estudiar la implicación de tres síntomas: acúfeno, hiperacusia e hipoacusia. La meta es medir lo siguiente:

  • El timbre y la intensidad
  • El grado de incapacidad
  • La localización de la lesión auditiva
  • La presencia o ausencia de acúfenos, hiperacusia e hipoacusia

En base al resultado de estas pruebas audiométricas, se determinará hasta qué punto afecta el acúfeno a la vida diaria del paciente afectado y se le recomendará la terapia más apropiada para aliviar sus molestias.

En resumen, el tinnitus es un síntoma, no una enfermedad, y hay muchas causas posibles. En el interior del oído hay células ciliadas que transforman los sonidos en señales que el cerebro interpreta. Si algunas de esas células ciliadas está dañada, el cerebro recibirá menos señales. Las investigaciones apuntan a que, en estos casos, el cerebro intenta compensar la señal perdida produciendo un nuevo sonido que ocupe su lugar. De todos modos, esto no explica que una persona con audición normal pueda sufrir tinnitus. La ciencia apunta a que la causa del tinnitus está relacionada con los procesos cerebrales y no solo con el daño en las células ciliadas del sistema auditivo.

Las células ciliadas pueden estar dañadas por varios motivos:

  • El proceso natural de envejecimiento.
  • La exposición a ruidos altos o impactos sonoros repentinos.
  • Reacción a determinados medicamentos.
  • Lesiones en el cuello o en la cabeza.
  • Otros problemas médicos no tratados.
Abrir chat